Servicio de citometría

La citometría de flujo es el análisis de las características de células mediante la medición automatizada de las propiedades particulares de las células. Esta tecnología tiene aplicaciones en numerosos campos de las ciencias de la vida.

El servicio de Citometría del CReSA es el único servicio de Cataluña que dispone de un citómetro FACSAria I (BD) en condiciones de bioseguridad de nivel 3 (NBS3), además de un servicio de citometría en laboratorios de bioseguridad de nivel 2 (NBS2).

FUNDAMENTO

La citometría de flujo (CMF) es una técnica de análisis celular que implica medir las características de dispersión de luz y fluorescencia que poseen las células conforme se las hace pasar a través de un rayo de luz de forma individualizada. La detección e identificación de moléculas y estructuras celulares se consigue gracias al empleo de marcadores fluorescentes y anticuerpos conjugados. Los parámetros que se miden de forma simultánea por cada célula son:

  1. Dispersión frontal (forward scatter), valor proporcional al tamaño celular.
  2. Dispersión lateral (side scatter), proporcional a la cantidad de estructuras granulares o complejidad de la célula.
  3. Intensidades de fluorescencia a diferentes longitudes de onda.